Paz y esperanza ante las tormentas

Fenómeno ha cobrado la vida de 35 personas por las islas del Caribe.

Estados Unidos.-

Miedo, dolor, sufrimiento, gritos de desesperanza se escuchan por doquier. Irma, un nombre común correspondiente a una mujer es el nombre que hoy lleva uno de los huracanes más temidos y que ha alcanzado su máxima categoría.

A su paso destruye lo que encuentra y, actualmente, ya ha cobrado la vida de 35 personas por las islas del Caribe, diez en Cuba y ha dejado sin electricidad a unos 3,5 millones de residentes en Florida. Según el diario El País, la magnitud del ciclón se ha rebajado y se aleja de Florida y, se especula, que en los próximos días alcance a los estados de Georgia, Alabama, Misisipi, Tennessee y Kentucky, de acuerdo con la previsión del Centro Nacional de Huracanes publicada el lunes 11.

Ante este peligro, cerca de 6,5 millones han abandonado sus hogares de manera obligatoria o voluntaria; además, ya se han producido evacuaciones en los estados de Georgia y Carolina del Sur.

Este fenómeno es uno de los huracanes más potentes que registró el Atlántico. El Centro Nacional de Huracanes (CNH) dijo que, durante el fin de semana, la tormenta estaba a 76 kilómetros de Tallahasse (Florida) con vientos máximos sostenidos de 100 kilómetros por hora.

En tanto, las ciudades del noreste de Florida, estaban inundadas y las autoridades intentaban auxiliar a las personas que se encontraban con el agua hasta la cintura.

Tal vez ahora no podemos entender el porqué de estos acontecimientos, tan solo son preguntas que surgen sin respuestas. ¿Qué sucede con este mundo? Sí, nuestro mundo se destruye de a pocos y muchas vidas inocentes se pierden a cada instante. ¿Por qué? ¿Cuándo terminará todo esto? Pareciera que termina un desastre y empieza otro.

En nuestras vidas, quizás no estemos enfrentando una tormenta como ésta, pero sí es posible enfrentar otras que influyen en nuestras vidas. Sea cual fuere la tormenta, la mejor salida siempre será confiar en Dios. [Prensa NT Perú / Fuente: El País, La Vanguardia, Univisión, El Comercio]


Comente