Más de 300 000 peruanos ayunarán diez horas en un solo día

Serán diez horas de ayuno al término de los diez días de oración.

Como cierre del movimiento “10 días de oración” se realizará diez horas de ayuno este 23 de febrero, donde se espera que 393 016 peruanos formen parte de esta actividad que, más allá de no ingerir alimentos en los horarios regulares y en las cantidades usuales, significa destinar ese tiempo y esa dependencia del alimento material a la dependencia de Dios.

Para ello, la Iglesia Adventista del Séptimo Día en el Perú ha organizado una programación especial en sus cerca de seis mil templos distribuidos en el país, además de carpas de oración en algunas calles, plazas principales y en los mismos templos; con la finalidad de promover espacios de oración con las personas.

Samuel Saito, teólogo y director de Radio Nuevo Tiempo Perú, comenta que existen varios tipos de ayuno. “Algunos ayunan bebiendo agua, otros solo con frutas y otros podrían abstenerse de todo; sin embargo, la forma cómo ayunes, dependerá de cuánto pueda resistir tu organismo. Debemos ser equilibrados”, explica.

El inicio del ayuno está previsto a las 08:00 horas y continuará hasta las 18:00 horas, con el fin de orar más y con más fervor. “El fin de ayunar es invertir el tiempo de la comida en un relacionamiento más íntimo con Cristo. Así, nuestra mente estará más concentrada y lúcida para estudiar la Biblia”, señala Samuel Saito.

Enfatizó también que el ayuno es una oportunidad para pedir que Dios tome el control de alguna situación difícil que podríamos estar atravesando. “Es dejar todo en sus manos y quedarnos con un corazón tranquilo, pero con la seguridad de que Dios responderá de acuerdo a lo que es mejor para nosotros”, indica.

Así, miles de peruanos se preparan y esperan desde ya, para vivir una singular experiencia de fe, este 23 de febrero.

“En el libro de Juan 4:34, Jesús declara que su alimento era hacer la voluntad de su Padre, es decir, Él demostraba dependencia completa a Dios. El otro ejemplo está cuando fue tentado por primera vez, cuando respondió que no solo de pan vivirá el hombre; sino de toda Palabra que sale de la boca de Dios”, dice el teólogo.

Bajo estos conceptos, queda la invitación a separar un tiempo y hacer un día diferente, donde nuestro alimento sea la Palabra de Dios.

Acércate a una Iglesia adventista y participa de un fascinante momento con oración y estudio de la Biblia. Él hará cosas imposibles por ti.  [Prensa NT Perú, Rosmery Sánchez Calleja]


Comente