Novo Tempo

Mundo Actual

Síndrome de Colon Irritable

El Síndrome de Colon Irritable (SCI), es una enfermedad asociada con la mente y que cuando algunas personas se estresan mucho o son muy nerviosas, el estómago se afecta.

El gastroenterólogo ecuatoriano David Constante ofrece información valiosa de esta enfermedad que hoy en día afecta a miles de personas. Los síntomas digestivos que experimentan los pacientes con este síndrome son muy molestos. Se producen por un desequilibrio eléctrico en la motilidad del colon a causa de un desajuste del sistema nervioso parasimpático.

Esto significa que en el intestino grueso o colon no existe ningún daño estructural, ya que el trastorno es solo funcional a causa del estado emocional del paciente. “Si la persona está tensionada por sus problemas, el colon se contrae causando cólico o dolor perenne tipo inflamación en el bajo vientre (hipogastrio)”.

La contracción continua del colon, dice Constante, hace que las heces no puedan ser expulsadas adecuadamente. Hay estreñimiento, heces acintadas (delgaditas) o en forma de bolitas (escíbalos). Y si, por el contrario, el intestino se dilata (sobre todo luego de algún susto o temores y preocupaciones), se produce diarrea, que generalmente es con presencia de moco.

“Lo que nos hace pensar que el problema es por colon irritable es que los síntomas se presentan siempre que el paciente está despierto y nunca mientras duerme. Generalmente, la diarrea es matinal antes y después del desayuno, unas dos o tres veces seguidas, y luego está bien durante el resto del día”, asegura.

Comprobar el síndrome

El diagnóstico del síndrome de colon irritable, agrega Constante, se hace por exclusión, es decir, luego de hacer los exámenes correspondientes al colon (radiografía y colonoscopia, parasitológico de heces, entre otros). Si resultan normales quiere decir que el problema está comprobado.

Según la Asociación Americana de Gastroenterología, el síndrome de colon irritable no conduce a ningún mal orgánico grave como cáncer o la enfermedad inflamatoria intestinal (colitis ulcerosa o enfermedad de Crohn). “Algunos pacientes tienen formas más severas del SCI y el temor al dolor y a la diarrea impide que participen en actividades normales. En tales casos, los médicos podrían recomendar asesoramiento de aspectos de comportamiento y salud.

Paliativos o curativos

El tratamiento convencional, dice Constante, consiste en proporcionar medicamentos paliativos que regulen la motilidad del colon, pero el problema está en que estos actúan hasta que desaparece la acción, en unas pocas horas, lo que hace que el paciente sea esclavo de estas medicinas.

Es muy importante, agrega, llevar una dieta rica en fibra y agua, porque disminuye la presión dentro del colon, y así calma el dolor, evita el estreñimiento y, además, la aparición de divertículos en un futuro. “Existen en el mercado suplementos de fibra como el psillium, que es excelente”.

También hay muchas personas que son intolerantes a la lactosa, y es algo que se debe tomar en cuenta. Si este fuera el caso, se debe suspender el consumo de leche de vaca, pues produce gases y diarrea.

En cuanto a dieta, se debe consumir fibra (frutas y vegetales frescos, cereales naturales, nueces y almendras). Además, se prohíben los productos hechos con harina refinada y azúcar blanca, ya que puede producir gases, además el consumo de carne y condimentos fuertes e irritantes empeora el problema.

 http://www.larevista.ec