Novo Tempo

Mundo Actual

1Comentarios

Las muelas de juicio


Qué son las muelas del juicio?
Tradicionalmente aparecen alrededor de los 17-21 años, como son los últimos dientes en salir, se las llama muelas del juicio por que se desarrollan cuando una persona se está volviendo adulta y, supuestamente, tiene más sentido común. Pero, puesto que las muelas del juicio pueden desplazar o bloquear la salida de otros dientes y/o provocar problemas como el dolor o las infecciones, es posible que el dentista necesite extraerlas. Esto suele ocurrir durante la adolescencia.

Como se si tengo o no presencia de terceros molares?
Existen tres posibilidades:

La primera es que por razones genéticas el tercer molar no se forme, por lo tanto, nunca erupcionará. Esto puede suceder con cualquiera de los cuatro gérmenes (así se llama a los dientes y muelas cuando están dentro del hueso antes de salir) y es la menos frecuente de las tres posibilidades. Y se observará mediante radiografía.
La segunda es que erupcione y participe en la masticación en forma normal.
La tercera posibilidad es que queden atrapadas en el hueso maxilar o en la mandíbula en forma parcial o total provocando una serie de problemas los cuales deberán ser atendidos profesionalmente. Esta última es diagnosticada radiográficamente.

¿A qué se debe que las muelas del juicio se queden atrapadas en el hueso?
Existen diversas causas y se pueden dividir en factores generales y locales. Los factores generales por lo regular son hereditarios (problemas de tamaño; muelas grandes y huesos maxilares pequeños) y congénitos (malformaciones que afecten la cara y los maxilares como es el caso de los niños con labio y paladar hendido).

Desde el punto de vista local, la causa más frecuente es la falta de espacio (como son los últimos en salir, generalmente “llegan tarde a la repartición de hueso”). Otras causas locales son: mala posición de la muela, aparición de dientes supernumerarios (dientes extras), quistes y tumores vecinos al germen del tercer molar.

Cuando están atrapadas las muelas del juicio qué problemas existen?
Problemas mecánicos. Como la fuerza de erupción de un diente dura hasta que se forma completamente la raíz, estos molares pueden empujar y desalinear a los dientes ya existentes ocasionando así también apiñamiento dental que ya lo vimos anteriormente. También pueden provocar el atrapamiento de los segundos molares que se encuentran por delante de ellos.

Problemas infecciosos. Cuando la muela del juicio se atrapa parcialmente y sólo sale una pequeña parte de ella, se forma una bolsa en la encía en la cual se retiene alimento. Al no poder remover y limpiar adecuadamente, se produce una inflamación la cual a su vez provoca la retención de más alimento hasta que se produce una infección formándose un absceso. La inflamación se extiende hasta el carrillo (cachete) y los ganglios del cuello, el paciente no puede abrir bien la boca, presenta dificultad para tragar, y un dolor muy fuerte. A esa infección se le conoce con el nombre de pericoronitis y debe ser tratada con antibióticos específicos, limpieza, retiro del alimento atrapado y drenaje del absceso, todo esto antes de la extracción de la muela.

Las muelas del juicio al tratar de salir se inclinan y se proyectan sobre el molar que está por delante causándoles caries, desmineralización y erosión o desgaste en la zona del cuello.

Problemas neuromusculares. La presión ejercida sobre los segundos molares puede provocar dolores severos ocasionando dolor en la articulación temporomandibular (articulación de la mandíbula con la base del cráneo). Algunos pacientes refieren cefáleas (dolores de cabeza) que pueden deberse a la presión ejercida por las muelas al tratar sin éxito de erupcionar.

Problemas quísticos y tumorales. Al quedar atrapadas las muelas, es factible que a su alrededor se formen quistes que provocan la destrucción del hueso que se encuentra alrededor de la muela. En algunas ocasiones, en el interior de estos quistes se desarrollan tumores odontogénicos (tumores de origen dentario) como el ameloblastoma, tumor sumamente agresivo que puede alcanzar considerables dimensiones.

Cómo prevenir estos problemas?
Todos estos problemas pueden ser prevenidos si el paciente asiste con regularidad a su dentista. A través de visitas semestrales el dentista podrá detectar fácilmente la posibilidad de atrapamiento de las muelas del juicio. En caso de que así sea, se necesitará extraerlas por medio de una operación y deberá mandarlo al cirujano maxilofacial para su tratamiento.

¿Cuándo y a qué edad se debe extraer estas muelas?
En el momento en que se detecte la retención de las muelas de juicio es recomendable que la operación se realice entre los 15 y los 20 años de edad. Entre más temprana sea la edad una vez diagnosticada su aparición será mejor, puesto que el hueso no es muy duro y las raíces no están bien formadas por lo que se indica que sería mejor

Su exodoncia se realiza en los casos en los que dan sintomatología (dolor grave o agudo, infecciones de repetición, caries en los segundos molares por mala higiene, etc) o se encuentra algún signo radiológico patológico (algún quiste o erosión de raíces de otras piezas). Otra indicación habitual es en el caso de realización de tratamientos ortodónticos, con el fin de prevenir la recidiva (si bien es una indicación muy discutible). Algunos autores propugnan la exodoncia de los terceros molares asintomáticos con fines preventivos. El profesional mejor calificado para valorar la necesidad de la exodoncia y realizarla es el cirujano oral y maxilofacial.

Recomendaciones para evitar estos problemas
La mejor forma de resolver los problemas causados por la retención de las muelas de juicio es previniéndolos. Las muelas del juicio deben ser removidas en el momento en que se detecte su retención y esto se hace mediante una extracción quirúrgica (operación).

Una vez que junto con tu medico dentista han decidido la extracción te daremos algunos consejos
Para una mejor cicatrización -tanto antes como después de la extracción- es recomendable consumir cítricos (Vitamina C) y alimentos con Zinc (Verduras verdes).
Mantén una actitud relajada, pues esto distensionará tus músculos y ayudará a que la extracción no tenga necesidad de mucha manipulación.
No consumir lácteos después de la extracción puesto que la lactosa puede votar el coágulo y provocar hemorragia; depende mucho del cuidado en cuanto a la alimentación que tengamos.
No es una extracción simple requiere de cuidados óptimos que serán recetados por el especialista, como analgésicos, antibióticos si el especialista lo amerita

Para Mayor información con gusto escríbenos a nuestro correo
jenny-urquizo@hotmail.com

Dra Jenny Urquizo
Odontóloga

Direccion: Mañosca OE5-219 y Melchor Loriega
Quito-Ecuador
Telefonos: 3318732 / 098399600

1 comentario para "Las muelas de juicio"

  1. alicia dice:

    Hola, sabes tengo una pregunta….a mi ya me salió la muela del juicio…al menos está en proceso y la puedo ver, es muy malo sacarla una vez afuera? me duele…
    Saludos

Realiza tus comentarios

Rellene el siguiente formulario y haga su comentario. Tu email no será publicado.

Quiere tener su foto en los comentários?

Los sitios de Nuevo Tiempo tienen soporte al uso de Gravatar.
Suba su foto gratuitamente y todos sus comentários (con el e-mail escogido) pasarán a exibir la imagen que fue definida por usted. Saber más.