Novo Tempo

Mundo Actual

0Comentarios

¿Por qué preferimos la comida chatarra?

Aunque no hay una definición clara para el término comida chatarra, algunos la califican como la más rica, rápida y “llenadora” que se consigue en el mercado.

Muchas personas contestan porque es sabrosa, esto se debe a que existe una combinación de elementos orgánicos que hacen más disfrutables los sabores disueltos en grasas. En el 2001 un grupo de investigadores de la Universidad de Purdue, en Estados Unidos, encontró en la comida chatarra una sustancia llamada glutamato monosódico, que potencia la acción de las papilas gustativas, haciendo más intensos los sabores.

Pero no sólo la comida chatarra es atractiva por su sabor, la publicidad tiene mucho que ver, ya que la promoción que hace a estos productos, suele ser muy sofisticada. Según un informe de la Asociación Internacional de Organizaciones para el Consumo de Alimentos, las compañías de comida rápida emplean tácticas como la colocación de juguetes y el patrocinio de caricaturas, la organización de eventos deportivos y la permanente promoción de paquetes especiales o tamaños jumbo, por una suma extra simbólica, con el fin de afianzar el gusto de los clientes y hacerles sentir que su dinero está bien aprovechado.

La comida chatarra y las calorías: Este tipo de alimentación se caracteriza por un contenido excesivo de calorías, grasas y sodio (sal). Es producto nefasto del cambio sociocultural de los países occidentales, extendiéndose cada vez más a casi todas las partes del mundo. La comida “chatarra” que es como se generaliza a los productos que encontramos ya sea tanto en los “fast food”, kioscos o supermercados, incluyen una gran cantidad y variedad de alimentos. Hamburguesas, papas fritas, chocolates, golosinas, pizzas, empanadas, panchos, etc. Alimentos que en muchos casos se presentan en óptimas condiciones higiénico-sanitarias, pero en otros casos estas condiciones no son justamente por lo que se destacan.

Las comidas chatarras, tan atractivas especialmente para los jóvenes, en general están bien presentadas, tienen buen sabor, son baratas, se pueden comer rápidamente, en cualquier lado y de pié. Hay que tener presente tanto en niños, jóvenes y adultos que este tipo de comidas hipercalóricas, con exceso de grasas y especialmente de sal; si se utilizan en forma habitual, sus consecuencias seguras son: el sobrepeso y la obesidad. Por supuesto con sus complicaciones inmediatas como son la hipertensión, la diabetes y las enfermedades cardiovasculares.

Los niños y la comida chatarra: Todos los adultos y especialmente los que tienen hijos, deben tomar conciencia de todas estas inevitables consecuencias la comida chatarra lleva ineludiblemente si se las utiliza en forma habitual. Para los niños, el consumir comida chatarra puede traer consecuencias como: no tener un buen desarrollo por la falta de nutrientes, disminuye la capacidad de estudio, anemia y trastornos químicos en el organismo, obesidad o sobre peso, pérdida de la autoestima; además de el aumento de enfermedades crónicas cuando son adultos como: diabetes, hipertensión arterias, alternación de colesterol o triglicéridos y cardiopatías, retraso en la absorción de calcio e irritación en el estómago e intestinos o gastritis.

La incidencia gravísima del sobrepeso y obesidad en todo el mundo y especialmente en los EE.UU. (país donde la comida chatarra es muy frecuente) ha adquirido cifras verdaderamente alarmantes. Un representante de la “Internacional Obesity” informó recientemente que el 65 % de los adultos de ese país, presentan algún problema de sobrepeso u obesidad y el 31 % son obesos. También se confirmó que el 6,3 % de las mujeres y el 3,1 % de los hombres son portadores de obesidad mórbida. Esto entre otras causas, es la consecuencia del incremento del sobrepeso y obesidad infantil.

Si pensamos por un momento, que una gran cantidad de niños estadounidenses desayunan y almuerzan con alimentos obtenidos de máquinas expendedoras en los mismos colegios con latas de gaseosas, chocolates y papas fritas. Estos niños con sobrepeso, son los adultos obesos del futuro. Datos de la Organización Mundial de la Salud señalan que alrededor del 60% de la población infantil padece obesidad y sobre peso, es decir uno de cada tres niños mexicanos tiene sobre peso.

La repercusión sobre el estado de nutrición de este tipo de alimentación varía si la ingesta de las mismas es en forma esporádica o diaria. No es lo mismo (tanto en niños como en adultos) si se consume comida chatarra, una vez por semana que diariamente. Lo aconsejable es recurrir menos al delivery y realizar menos este tipo de alimentación. Limitemos al mínimo sus ingestas y para compensar los seguros desequilibrios de nutrientes utilicemos alimentos naturales con lácteos, vegetales y frutas. Otra forma útil de evitar esto, es cuando tenemos que recurrir a este tipo de comidas elegir los platos más equilibrados, sustituyendo la comida chatarra por otros alimentos más útiles y saludables.

¿Cómo hago para tener una dieta saludable? Tener una buena salud no sólo se refiere a no tener enfermedades, también consiste en prevenir su aparición y esto sólo se consigue llevando una vida sana. Una forma de lograr esto es teniendo una alimentación equilibrada. Todos los seres humanos tienen el deseo y necesitan comer, pero lo importante es saber cómo variar de alimentos para que comer sea nutritivo y no cause problemas secundarios en caso de padecer algún problema de salud.

Para esto, es importante conocer las propiedades de los alimentos y cuáles son las indispensables para el organismo. Una sana alimentación es aquella que puede mantener la salud en buen estado y además ayuda a recuperarla cuando alguien se encuentra enfermo. Es también la más agradable por su estado natural y sin necesidad de muchas transformaciones. Hay tres productos básicos que contienen una gran cantidad de nutrientes que son la leche, el pescado y el pan.

Algunos consejos para una buena alimentación son:

  • Respetar las tres comidas diarias.
  • Comer gran variedad de alimentos.
  • Tratar de mantener el peso ideal.
  • Evitar excesos de grasa saturada.
  • Comer alimentos con suficiente fibra.
  • Evitar el exceso de azúcar.
  • Evitar el exceso de sal.
  • No sobrepasar el 20% de proteínas.
  • Realizar actividad física acorde a su físico, edad y preferencias.
  • Tener en cuenta los requerimientos diarios de vitaminas y minerales.

http://www.alimentacion-mexico.com/articulos/comidachatarra2.asp

Realiza tus comentarios

Rellene el siguiente formulario y haga su comentario. Tu email no será publicado.

Current day month ye@r *

Quiere tener su foto en los comentários?

Los sitios de Nuevo Tiempo tienen soporte al uso de Gravatar.
Suba su foto gratuitamente y todos sus comentários (con el e-mail escogido) pasarán a exibir la imagen que fue definida por usted. Saber más.