INÉDITO:
  • LUN-VIE16:30
REPRISES:
  • LUN-VIE02:00
  • LUN-VIE07:30

Comenta



  • Miguel Angel Quezada em 27 de junio de 2014 15:56

    Por favor no vuelvan a Ley judía. Filipenses 3. Por lo demás, hermanos míos, alégrense en el Señor. A mí no me cansa escribirles otra vez las mismas cosas, y para ustedes es más seguro. ¡Cuídense de los perros, cuídense de los malos obreros, cuídense de los que hacen incisiones! Nosotros somos los verdaderos circuncidados, pues servimos a Dios en espíritu y confiamos no en cosas humanas, sino en Cristo Jesús. Porque, hablando de meritos humanos, yo también tendría con que sentirme seguro. Si alguno cree que puede confiar en tales cosas, cuanto más lo puedo yo. Nazi de la raza de Israel, de la tribu Benjamín, hebreo e hijo de hebreos, y fui circuncidado a los ocho días. ¿Observaba yo la Ley? Por supuesto, pues era fariseo, convencido, como lo demostré persiguiendo a la Iglesia; y en cuanto a ser justo según la Ley, fui hombre irreprochable. Pero al tener a Cristo considere todas mis ventajas como cosas negativas. Más aun, todo lo considero al presente como peso muerto en comparación con eso tan extraordinario que es conocer a Cristo Jesús, mi Señor. A causa de EL ya nada tiene valor para mí y todo lo considero como pelusas mientras trato de ganar a Cristo. Y quiero encontrarme en EL, no teniendo ya esa rectitud que pretende la Ley, sino aquella que es fruto de FE de Cristo, quiero decir, la reordenación que Dios realiza a raíz de la FE. Quiero conocerlo, quiero probar el poder de la resurrección y tener parte en sus sufrimientos; y siendo semejante a EL en su muerte, alcanzare, alcanzare, Dios lo quiera, la resurrección de los muertos. No creo haber conseguido ya la meta ni me considero un perfecto, sino que prosigo mi carrera hasta conquistarlo, puesto que ya he sido conquistado por Cristo. No, hermanos, yo me creo todavía calificado, pero para mí ahora sólo vale lo que esta adelante; y olvidando lo que deje atrás, corro hacia la meta, con los ojos puestos en el premio de la vocación celestial, quiero decir, de la llamada de Dios en Cristo Jesús. Todos nosotros, si somos de los perfectos, tenemos que pensar así; y si no ven las cosas en esta forma, Dios los iluminara. Mientras tanto, sepamos conservar lo que hemos conquistado. Sean imitadores míos, hermanos, y fíjense en los que siguen nuestro ejemplo. Porque muchos viven como enemigos de la cruz de Cristo; se lo he dicho menudo y ahora se lo repito llorando. La perdición los espera; su Dios es el vientre, y se sienten orgullosos de cosas que deberían avergonzarlos. No piensan más que en las cosas de la tierra. Nosotros tenemos nuestra patria en el cielo, y de allí esperamos al Salvador que tanto anhelamos, Cristo Jesús, el Señor. Pues EL cambiara nuestro cuerpo miserable usando esa fuerza con la que puede someter a si el universo, y lo hará semejante a su propio cuerpo, del que irradia su Gloria. Quien tenga oídos, que escuche y entienda. Que Dios les bendiga y nos guie.



  • Miguel Angel Quezada em 7 de julio de 2014 15:50

    -La salvación se conquista por medio de la Fe en Cristo Jesús nuestro Amado Señor. Las Escrituras nos muestran que esas Leyes, los ritos y otras cosas están ligadas a la religión judía, pero debemos adaptarnos a los tiempos. Ahora la Ley que cuenta es el Evangelio de Cristo Jesús nuestro Señor. En hebreos 7:17-19, esto nos dice Pablo: Pues la Escritura dice: Tú eres sacerdote para siempre a semejanza de melquisedec. ¡Con esto se cancela la disposición anterior, que resulto insuficiente e ineficaz! ¡Pues la Ley no trajo nada definitivo!, y al mismo tiempo se nos abre una esperanza mucho mejor: la tener acceso a Dios. Mateo 5:17, Dice Jesús: No crean que he venido a suprimir la Ley o las enseñanzas de los profetas. He venido, no para deshacer alguna, sino para llevarla a su forma perfecta. Cristo Jesús no vino para abolir la Ley o las enseñanzas de los profetas, Jesús reformo la Ley haciéndola mas justa y perfecta, como es su costumbre EL hace todo perfecto. EL es el Único Reformista calificado por Dios. Jesús nos dijo: Ustedes tienen una forma de interpretar la Ley, pero YO les voy a enseñar de una forma diferente, como YO les digo esa es la forma correcta de hacer todas las cosas. Por favor obedezcamos al Señor Jesús, para que nos reprenda diciéndonos: ¿Por qué me llaman ustedes ¡Señor!, ¡Señor!, y no hacen lo que ¡YO! les mando hacer? Por favor obedezcamos a Jesús, como el nos enseño hay que hacer todas las cosas. Las cosas no las tenemos que hacer como un patriarca nos enseño, ni tampoco un profeta, ni como un rey dijo, ¡sino como Cristo Jesús nos dijo! En Mateo 28:20, esto nos dice Jesús: ¡Enséñenles a cumplir todo lo qué ¡YO! les mandado a ustedes! Les quedo claro; que debemos enseñar a que las mujeres y los hombres cumplan todo lo que Jesús nos enseño a nosotros. No debemos enseñar como lo hizo un profeta, ni un rey o un patriarca, tan solo como Cristo Jesús nuestro Amado Señor nos enseño. Jesús nos enseña todo de nuevo, por favor renovemos nuestras mentes, no seamos odres o envases de cueros viejos ahora estamos en Cristo Jesús, y hemos sido revestidos como un hombre nuevo. Jesús nos dijo: Ustedes recibieron una enseñanza de sus antepasados y se dijo: Ojo por ojo y diente por diente. Pero ahora YO les voy a enseñar a la perfección como lo deben de hacer: No resistan al malvado. Si alguien te golpea en la mejilla derecha, no le devuelvas el golpe, más bien preséntale la otra mejilla. Quien tenga oídos para oír, que escuche y entienda. Que Dios les bendiga y nos



  • Miguel Angel Quezada em 13 de julio de 2014 16:20

    Dice Jesús: No crean que haya venido a suprimir la Ley o las enseñanzas de los profetas. He venido, no para deshacer cosa alguna, sino para llevarla a su forma perfecta. (Como es su costumbre, EL Perfecto Jesús, todo lo hace perfecto.) En verdad les digo: mientras dure el cielo y la tierra, no pasara una letra o una coma de la Ley hasta que todo se realice. (Aquí comienza la presentación de la nueva ley, la Ley de la FE, la Ley del Evangelio de Nuestro Amado Señor Jesús, EL Cristo. ¡No pasara una letra o una coma de la Ley hasta que todo se realice! Jesús se refiere a su Ley, la Ley de la FE, la Ley del Evangelio. La Ley antigua llego hasta la predicación de Juan el Bautista en el desierto de Judea.) —-13 Y todos los profetas y la ley profetizaron hasta Juan. —EL mismo Jesús nuestro Señor lo dice en Mateo 11:13. —-16 » ¡La ley y los profetas llegan hasta Juan! Desde entonces se anuncia el Evangelio del Reino de Dios, y todos se esfuerzan por entrar en él. ÉL mismo Jesús nuestro Señor lo dice en Lucas 16:16. —- (La Ley antigua y la enseñanza de los profetas, solo tenía validez hasta la llegada de Juan el Bautista, Cristo Jesús nuestro Señor, reformo todo, Jesús nos dijo: Ustedes escucharon que se dijo a sus antepasados como debían hacer las cosas, ¡pero eso estaba mal!, pero ahora ¡YO! les voy a decir como ustedes deben hacer todo, ¡como ¡YO! les voy a enseñar es la forma correcta y perfecta, con Jesús todo quedo anticuado y viejo!) ¡Se nos habla de un pacto nuevo, lo que significa que el primer pacto ha quedado anticuado; y lo que es anticuado y viejo está a punto de desaparecer! Hebreos 8:1. »Vienen días en que haré un nuevo pacto con la casa de Israel y con la casa de Judá. Palabra del Señor. Jeremías 31:31. (La Ley antigua y el viejo pacto fueron dados por anticuados y viejos. Ahora está vigente la Ley del Evangelio de nuestro Amado Señor Cristo Jesús. Aquí comienzan las oposiciones a Jesús: Ustedes han escuchado lo que se les enseño a sus antepasados, pero ahora yo les digo, Jesús quiere decirnos la Ley dice esto, pero yo las voy a decir como lo deben hacer ustedes, ¡como ¡YO! les digo es la forma correcta y perfecta de hacer todas las cosas! Primero eran los fariseos y los maestros de la Ley los que se oponian a Jesús, pero hoy hay muchos cristianos que vienen con un evangelio diferente al de Jesús; aunque Pablo dijo: Pero no hay otro evangelio; solamente hay personas que tratan de dar vuelta el Evangelio de Cristo y solo siembran la confusión entre ustedes. Gálatas 1:6-7. Yo le agregaría: hay personas que tratan de dar vuelta el Evangelio de Cristo, solo para defender los postulados de los fundares de sus respectivas religiones. Cristo transformo todo: hasta la Ley antigua. Todo quedo como viejo a anticuado con su Santo Evangelio, EL nos trajo una nueva Ley, porque EL es nuestro Sumo Sacerdote.)—– 12 Y si hay un cambio en el sacerdocio, necesariamente la Ley también ha de cambiar. Hebreos 7:12. —–17 Pues la Escritura dice: Tú eres para Sacerdote para siempre a semejanza de melquisedec. 18 Con esto se cancela la disposición anterior, que resulto insuficiente e ineficaz. 19 pues la Ley no trajo nada definitivo, y al mismo tiempo se nos abre una esperanza mucho mejor: la tener acceso a Dios. Hebreos 7:17-19. —– 18 De modo que el mandamiento anterior queda anulado por resultar endeble e inútil, 19 ya que la Ley no perfeccionó nada, y en su lugar tenemos una esperanza mejor, por la cual nos acercamos a Dios. 20 Además, esto se hizo sin un juramento. 21 Los otros sacerdotes fueron nombrados sin juramento, pero éste fue nombrado por el juramento de aquel que le dijo: El Señor lo ha jurado, y no se arrepentirá: Tú eres sacerdote para siempre, según el orden de Melquisedec” 22 Por lo tanto, es Cristo Jesús quien garantiza un pacto mejor. Hebreos 7:18-22. —– 24 Les dijo entonces: «Esto es mi sangre del ¡Nuevo pacto!, que por muchos es derramada. Marcos 14:24. (Señoras, señores El Evangelio es un nuevo pacto, y ese nuevo pacto nos trajo una nueva Ley. La voluntad perfecta de Dios no se encuentra en la antiguas Escrituras, la voluntad perfecta de Dios está en el Evangelio y esa voluntad perfecta la conocemos a través de la Santas Palabras de Cristo Jesús nuestro Amado Señor.) — dice Pablo: Llévense las cargas los unos a los otros, ¡y así cumplirán la Ley de Cristo! —-Si ustedes se hacen circuncidar, ¡Cristo ya no les servirá de nada! —- ¡Ustedes, que ganan meritos por las observancias de la Ley, se han desligado de Cristo y se han apartado de la gracia! — Pues si la verdadera justicia dependiera de la Ley, quiere decir que Cristo murió inútilmente. —-Quien tenga oídos, que oiga y entienda. Que Dios les bendiga y nos guie.



  • Miguel Angel Quezada em 28 de julio de 2014 20:56

    La vida eterna no se encuentra en el libro del Génesis, no se encuentra en el libro del Éxodo, ni tampoco en el libro de Levítico, tampoco en números, ni Deuteronomio, ni en el libro de Josué, ni tampoco en el libro de Jueces; en resumen la vida eterna no se encuentra en ningún libro de las antiguas Escrituras. La verdad más absoluta se encuentra en las Palabras de Jesús nuestro Señor, el camino a la vida eterna se encuentra únicamente en las Santas Palabras de Jesús nuestro Señor. Por favor imitemos a Pedro cuando dijo, (Juan 6:68) Simón Pedro le respondió: ¡Señor, ¿a quién iremos? Tan solo TÚ tienes Palabras de vida eterna! La vida eterna se encuentra tan solo en las Santas Palabras de Jesús nuestro Señor, esas Santas Palabras las podemos escuchar en el Santo Evangelio de salvación de nuestro Amado Señor Cristo Jesús. (Lucas 4:43) pero Jesús les dijo: ¡También es necesario que ¡YO! anuncie en otras ciudades es Evangelio del Reino de Dios!, porque para esto he sido enviado. ¡El Evangelio! ¡El Evangelio! Jesús no vino a anunciar la Ley judía, ni las antiguas Escrituras; Jesús EL mismo lo dice: He sido enviado por mi Padre a anunciar el Evangelio del Reino de Dios. Jesús dice: El que no está conmigo, esta contra MI; y el que no recoge, desparrama, (Mateo 12:30). Muchos que dicen estar con Cristo Jesús nuestro Señor enseñan falsos evangelios, y están muy aferrados a las antiguas Escrituras, al más puro estilo de los fariseos y maestros de la Ley, todos aquellos no han leído, ni tampoco estudiado el Santo Evangelio, para los que no lo han leído, un pasaje demasiado importante, (Lucas 16:16) dice el mismo Jesús: La Ley y los profetas llegan hasta Juan. Desde entonces se anuncia el Evangelio del Reino de Dios, y todos se esfuerzan por entrar en él. ***La Ley y los profetas llegan hasta Juan, Jesús se refiere a las antiguas Escrituras que les pone fin con la aparición de Juan el Bautista, desde entonces solo rige el Evangelio de salvación de nuestro Amado Señor Cristo Jesús. Jesús nos dice: Este pueblo me honra con sus labios, pero su corazón está lejos de MÍ. El culto que me rinden no sirve de nada, las doctrinas que enseñan no son más que mandatos de hombres. No debemos olvidar jamás, que tan solo un Guía y Maestro tenemos todos, aprenden de MI nos dice Jesús y solo de MI. Que tan solo de El debemos aprender, tan solo sus Palabras debemos escuchar, tan solo sus Palabras debemos proclamar, tan solo sus Palabras debemos enseñar, tan solo sus Palabras debemos practicar, para ser tomados por una mujer, o un hombre sabio y prudente, que practica como única cosa las Palabras que escucho de Cristo Jesús nuestro Señor Amado. Porque tan solo El, tiene Palabras de salvación y vida eterna. Debido a que no nos fue dado otro Nombre bajo el cielo, por el que debamos ser salvados, ¡Cristo Jesús nuestro Señor Amado, solo EL es el único que salva! Quien tenga oídos, que escuche y entienda. Que Dios les bendiga y nos guie.



  • MARTA RENIERO em 29 de mayo de 2015 11:23

    PASTOR RIVERO 29 DEMAYO DE 2015
    CASI TODAS LAS MAÑANAS LO ESCUCHO EN NUEVO TIEMPO, LOS PEDIDOS D ORACIÓN, YO CREO EN LA ORACIÓN INTERCESORA, POR ESO LE PIDO QUE CON SU GRUPO OREN POR MI.TENGO UN PROBLEMA SEVERO D COLUMNA, ES IRREVERSIBLE,LO QUE DESEO ES QUE SE ME QUITE EL DOLOR, SE QUE DIOS ES EL ÚNICO QUE PUEDE HACERLO.POR ESO PIDO ORACIÓN.LO FELICITO POR SU PROGRAMA, ES D MUCHA BENDICIÓN PARA LO Q SUFREN,GRACIAS POR SU PACIENCIA,SU AMABILIDAD Y SENSIBILIDAD CON Q IMPARTE LA PALABRA D DIOS.
    HACE UN AÑO UD. ORÓ POR MI HERMANA Q SE HABÍA PERDIDO.
    VIVO EN LAS TOSCAS, Pcia. DE SANTE FE,Rp. ARGENTINA.