Amigos de Dios


 oracao
Amigos de Dios

Miguel Valdivia

El mundo es un mercado, no sólo de productos y niveles de vida, sino de ideas. Las ideologías impulsan las guerras y la economía. Impactan la historia y ayudan a moldear nuestra vida como individuos. La mayoría de nosotros tiene una ideología central que guía nuestra vida. Yo he escogido el cristianismo, y he aquí algunas de las verdades espirituales básicas que he descubierto.

  1. Dios es bueno. Una lectura cuidadosa de la Biblia muestra que Dios está involucrado en una confrontación cósmica con un enemigo que desea perjudicarnos, y una de las maneras en que intenta tal cosa es impulsándonos a hacer el mal, lo que llamamos pecado. La Biblia dice que “la paga del pecado es muerte” (Romanos 6:23), pero Dios no desea que muramos, así que ideó un plan para rescatarnos. “Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna” (S. Juan 3:16).
  2. Dios tiene un propósito para nuestra vida. Dios tiene un plan y propósito para cada uno de nosotros como individuos. El Dios de la Biblia nos ruega: “Dame, hijo mío, tu corazón, Y miren tus ojos por mis caminos” (Proverbios 23:26). El Espíritu Santo nos ha sido prometido para guiarnos y enseñarnos las verdades salvíficas de Dios: “Cuando venga el Espíritu de verdad, él os guiará a toda la verdad” (S. Juan 16:13).
  3. Dios quiere librarnos de la culpa. Uno de los mayores dones del cristianismo es la oferta gratuita de perdón a través de Jesucristo. “Venid luego, dice Jehová, y estemos a cuenta: si vuestros pecados fueren como la grana, como la nieve serán emblanquecidos; si fueren rojos como el carmesí, vendrán a ser como blanca lana” (Isaías 1:18). Esta renovación es posible por medio del sacrificio de Cristo. “Nos hizo aceptos en el Amado [Jesús], en quien tenemos redención por su sangre, el perdón de pecados según las riquezas de su gracia” (Efesios 1:6, 7).
  4. Dios desea ser nuestro Amigo. La Biblia enseña que Dios no está distante ni despreocupado por nuestros asuntos. ¡Él desea ser nuestro Amigo! Jesús dijo “os he llamado amigos” (S. Juan 15:15). La vida puede ser difícil, pero saber que tenemos un Amigo en el cielo puede ayudarnos a transitar sin temor por sus pasajes más tenebrosos.

Miguel Valdivia es el director de El Centinela®.

bible-reading-guy-782907

Comparte:


Comenta