Evidencias de la Inspiración Biblica “Física”


DEL CAMPO DE LA FISICA
En Génesis 2:1 Moisés declaró, “Fueron, pues, acabados los cielos y la tierra, y todo el ejército de ellos”. Esta es una declaración intrigante, porque Moisés escogió el tiempo hebreo pasado definido para el verbo “acabado”, indicando una acción completada en el pasado, sin efectos continuos en el futuro. Moisés declaró que la creación fue “acabada” [terminada] – de una vez por todas. Esa es exactamente la implicación de la Primera Ley de la Termodinámica (a menudo referida como la Ley de la Conservación de la Energía/Materia), la cual declara que en la naturaleza, ni la energía ni la materia puede ser creada o destruida. Fue a causa de esta Ley que la “Teoría del Universo Estacionario” de Sir Fred Hoyle (también conocida como “Creación Continua” fue descartada. Hoyle declaró que en los puntos del Universo llamados “irtrones”, la materia estaba siendo creada sobre una base continua. Pero tal idea contradice la Primera Ley de la Termodinámica. Ciertamente, no hay “creación” ocurriendo hoy día. Fue acabada, exactamente como lo declaró Moisés. Pero ¿cómo pudo saber él esta clase de información científica avanzada?
En tres lugares en la Biblia (Hebreos 1:11; Isaías 51:6; Salmos 102:26) es dada la indicación de que la Tierra, como una vestidura, se “envejecerá”. Acorde la Segunda Ley de la Termodinámica, la energía se está volviendo menos y menos disponible para su uso. Declarado de manera sencilla, esto quiere decir que todo se está envejeciendo, y que teóricamente el Universo eventualmente experimentará un evento en alguna parte en el futuro designado como su “muerte calurosa” -eso es, el punto en el tiempo cuando no habrá más energía disponible. Los escritores de la Biblia sabían que la tierra se estaba “envejeciendo”. No obstante, no descubrimos esta verdad hasta relativamente hace poco. ¿Cómo pudieron los escritores de la Biblia haber sabido eso?

Comparte:


Comenta