INÉDITO:
  • MAR22:30
REPRISES:
  • DOM01:30
  • DOM19:00
  • MAR06:00
  • MIE14:30
  • JUE13:00
  • SÁB03:00
  • SÁB10:30

El rapto es lo mismo que la segunda venida?


Autor: Rafael Montesinos

RESPUESTA A UN HERMANO QUE ME ESCRIBIÓ LO SIGUIENTE SOBRE EL RAPTO SECRETO (Mi respuesta está al final)

EL HERMANO ESCRIBIÓ LO SIGUIENTE:
¿Cuál es la diferencia entre el Arrebatamiento y la Segunda Venida?

El Arrebatamiento y la Segunda Venida de Cristo con frecuencia son confundidos.

A veces es difícil determinar si la Escritura se está refiriendo al Arrebatamiento o a la Segunda Venida de Jesucristo.

Sin embargo, al estudiar la profecía bíblica sobre los últimos tiempos, es muy importante diferenciar entre estas dos.

El Arrebatamiento es cuando Jesucristo regrese para llevarse a Su iglesia (todos los creyentes en Cristo) de la tierra.

El Arrebatamiento es descrito en 1 Tesalonicenses 4:13-18 y 1 Corintios 15:50-54.

Los creyentes que hayan muerto tendrán sus cuerpos resucitados, y junto con los creyentes que aún vivan se encontrarán con el Señor en el aire. Esto ocurrirá en un momento, en un abrir y cerrar de ojos.

La Segunda Venida, es cuando Jesucristo regrese para vencer al anticristo, destruir el mal, y establecer Su Reino Milenial.

La Segunda Venida es descrita en Apocalipsis 19:11-16.

Las importantes diferencias entre el Arrebatamiento y la Segunda Venida son las siguientes:

(1) En el Arrebatamiento, los creyentes se encontrarán con el Señor en el aire (1 Tesalonicenses 4:17).

En la Segunda Venida, los creyentes regresarán con el Señor a la tierra (Apocalipsis 19:14).

(2) La Segunda Venida ocurre después de la grande y terrible Tribulación (Apocalipsis capítulos 6-19).

El Arrebatamiento ocurre antes de la Tribulación (1 Tesalonicenses 5:9; Apocalipsis 3:10).

(3) El Arrebatamiento es el traslado de los creyentes de la tierra, como un acto de liberación (1 Tesalonicenses 4:13-17; 5:9).

La Segunda Venida incluye el traslado de los incrédulos como un acto de juicio (Mateo 24:40-41).

(4) El Arrebatamiento será “secreto” e instantáneo (1 Corintios 15:50-54).

La Segunda Venida será visible para todos (Apocalipsis 1:7; Mateo 24:29-30).

(5) La Segunda Venida de Cristo no ocurrirá hasta después de que ciertos otros eventos del fin de los tiempos tengan lugar (2 Tesalonicenses 2:4; Mateo 24:15-30; Apocalipsis capítulos 6-18).

El Arrebatamiento es inminente y puede suceder en cualquier momento (Tito 2:13; 1 Tesalonicenses 4:13-18; 1 Corintios 15:50-54).

¿Por qué es importante observar la diferencia entre el Arrebatamiento y la Segunda Venida de Cristo?

(1) Si el Arrebatamiento y la Segunda Venida fueran un mismo evento, los creyentes tendrían que pasar a través de la Tribulación (1 Tesalonicenses 5:9; Apocalipsis 3:10).

(2) Si el Arrebatamiento y la Segunda Venida fueran un mismo evento, el regreso de Cristo no es inminente….

Hay muchas cosas que deben ocurrir antes que Él pueda regresar a la tierra (Mateo 24:4-30).

(3) Al describir el período de la Tribulación, los capítulos 6-19 del Apocalipsis en ninguna parte mencionan a la iglesia. Durante la Tribulación – también llamada “el tiempo de angustia para Jacob” (Jeremías 30:7)- Dios dirigirá nuevamente Su principal atención sobre Israel (Romanos 11:17-31).

El Arrebatamiento y la Segunda Venida de Jesucristo son eventos similares pero separados.

Ambos son eventos del fin. Sin embargo, es de crucial importancia reconocer las diferencias.

En resumen, el Arrebatamiento es el regreso de Cristo en las nubes para trasladar a todos los creyentes de la tierra antes del tiempo de la ira de Dios.

La Segunda Venida es el regreso de Cristo a la tierra, para terminar la Tribulación y para vencer al anticristo y su malvado imperio .
——————————————————————————————————

MI RESPUESTA
La segunda venida de Cristo no se puede separar del rapto de la iglesia ya que ambos eventos ocurren simultaneamente. Cristo prometió que vendría por segunda vez a buscar a su iglesia. Él dijo: “Vendré otra vez y os tomaré conmigo” (Juan 14:1-3).

La segunda venida de Cristo no será secreta. Veamos lo que dicen las Escrituras al respecto:

a. “He aquí que viene con las nubes y todo ojo le vera, y los que le traspasaron…” (Apoc. 1:7).

b. “…y verán al Hijo del Hombre, viniendo sobre las nubes del cielo, con poder y gran gloria.” (Mateo 24:30).

La segunda venida de Cristo no será secreta, ni invisible. Todo ojo la podra ver (allí no dice ojo del entendimiento, ya que los inicuos también la verán y estos no tienen ojo del entendimiento). Se refiere al ojo físico. Cristo vendrá con grande poder y gloria a la vista de todos.

Jesús no vendrá solo. ¿Quiénes acompañarán a Jesús en su venida? ¿Cuál será la tarea de esos acompañantes de Jesús?

a. “Cuando el Hijo del hombre venga y sus santos angeles con él…” (Mateo 25:31).

b. “…y juntaran a sus escogidos…” (Mateo 24:31).

c. “Entonces estarán dos en el campo; el uno será tomado y el otro será dejado.” (Mateo 24:40, 41).

El trabajo de los ángeles será el de segar la tierra, al separar el trigo de la cizaña en ocasión de la segunda venida de Cristo (S. Mateo 13:39). Ellos reunirán a todos los escogidos para trasladarlos al cielo. Es en ese momento glorioso que la iglesia será arrebatada (1 Tes. 4:15-17). La Biblia no habla de otro rapto.

El dispensacionalismo afirma que todo lo relacionado con el futuro de Israel, inclusive, su arrepentimiento futuro, ocurrirá sin mediar la iglesia. Pero lo cierto es que Pablo confirma con la analogía del árbol de olivo que el pueblo de Dios es uno (Romanos 11:16-24). Israel nacional será salvo junto a los gentiles y serán unidos en un solo pueblo, por el mismo evangelio de salvación.

Bajo el nuevo pacto Dios tiene un pueblo, no dos. El apóstol Pablo hace claro que de ambos pueblos (judíos y gentiles) Dios hizo un pueblo (Efesios 2:12-14). Por lo tanto, no habrá un rapto para la iglesia y otro para Israel.

Si usted analiza el pasaje de Mateo 24:30-42, se dará cuenta que los versículos 40 y 41 hablan del rapto en ocasión de la segunda venida de Cristo y no en un periodo previo. Los justos (la iglesia compuesta de judíos y gentiles) seran levantados o arrebatados en ocasion de la segunda venida de Cristo. La Biblia es clara al respecto.

DICES LO SIGUIENTE Y TE CITO:
“El Arrebatamiento es cuando Jesucristo regrese para llevarse a Su iglesia (todos los creyentes en Cristo) de la tierra….La Segunda Venida, es cuando Jesucristo regrese para vencer al anticristo, destruir el mal, y establecer Su Reino Milenial.

MI RESPUESTA
Quedó demostrado con las Escrituras, en los párrafos anteriores, que el arrebatamiento de la iglesia ocurrirá durante la segunda venida de Cristo. Será en ese momento que el anticristo será aniquilado y no antes o después. Veamos: “Y entonces se manifestará aquel inicuo, a quien el Señor matará con el espíritu de su boca, y destruirá con el resplandor de su venida” (2 Tesalonisenses 2: 8). En Apocalipsis 19:11-20 Juan vio en visión a Jesús montado sobre un caballo blanco y a los ejércitos celestiales (los ángeles) que le acompañaban.

Será en ese momento que la bestia (el anticristo) será aniquilada. Veamos: “Y vi a la bestia, a los reyes de la tierra y a sus ejércitos, reunidos para guerrear contra el que montaba el caballo, y contra su ejército. Y la bestia fue apresada, y con ella el falso profeta que había hecho delante de ella las señales con las cuales había engañado a los que recibieron la marca de la bestia, y habían adorado su imagen. Estos dos fueron lanzados vivos dentro de un lago de fuego que arde con azufre” – (Apocalipsis 19:19, 20). El hecho que la bestia y el falso profeta sean echados en el lago de fuego y azufre en ocasión de la segunda venida significa que esas agencias del mal dejarán de existir como tal en ese momento.

Los seguidores de la bestia y el falso profeta serán aniquilados con el resplandor de la venida de Cristo. Veamos: “Y los demás fueron muertos con la espada que salía de la boca del que montaba el caballo, y todas las aves se saciaron de las carnes de ellos” (Apocalipsis 19:21).

Los justos reinarán con Cristo en la casa de su Padre por mil años. Veamos: “Y vi tronos, y se sentaron sobre ellos los que recibieron facultad de juzgar; y vi las almas de los decapitados por causa del testimonio de Jesús y por la palabra de Dios, los que no habían adorado a la bestia ni a su imagen, y que no recibieron la marca en sus frentes ni en sus manos; y vivieron y reinaron con Cristo mil años” (Apocalipsis 20:4).

La suerte de los inicuos es otra. Veamos: “Pero los otros muertos no volvieron a vivir hasta que se cumplieron mil años. Ésta es la primera resurrección. Bienaventurado y santo el que tiene parte en la primera resurrección; la segunda muerte no tiene potestad sobre éstos, sino que serán sacerdotes de Dios y de Cristo, y reinarán con él mil años.” (Apocalipsis 20:5, 6).

Durante esos mil años Satanás estará atado (Apoc. 20:1-3) a una cadena de circunstancias, pues un espíritu no se puede atar con cadenas. Recuerda que el Apocalipsis usa figuras y símbolos. Por ejemplo, Jesús y los ángeles no vendrán montados a caballo.

La tierra estará desordenada y vacía durante los mil años. Los justos se habrán ido con Cristo y los inicuos fueron muertos con la espada que saliá de la boca del Verbo, o sea, con el resplandor de su venida (2 Tes. 2:8). Satanás no tendrá a quién tentar, ni engañar durante ese período, pues estará solo.

Luego de los mil años los inicuos son resucitados (Apoc. 20:5) y la Nueva Jerusalén descenderá del cielo con todos los santos. Entonces, Satanás es suelto de su prisión, o sea, del abismo. El abismo no es otra cosa que la tierra desordenada y vacía. Así estaba la tierra en el principio cuando Dios inició la creación. Veamos: “Y la tierra estaba desordenada y vacía, y las tinieblas estaban sobre la faz del abismo…” (Génesis 1:2). En ese momento Satanás engaña nuevamente a los inicuos y juntos se lanzan en su ataque final contra Dios y su pueblo. Veamos: “Y subieron sobre la anchura de la tierra, y rodearon el campamento de los santos y la ciudad amada; y de Dios descendió fuego del cielo, y los consumió” (Apocalipsis 20:9). Así el mal llegará a su fin y la tierra será restaurada a su confición paradisiaca original (Apoc. 21:1).

DICES LO SIGUIENTE Y TE CITO:
“Las importantes diferencias entre el Arrebatamiento y la Segunda Venida son las siguientes:

(1) En el Arrebatamiento, los creyentes se encontrarán con el Señor en el aire (1 Tesalonicenses 4:17).

En la Segunda Venida, los creyentes regresarán con el Señor a la tierra (Apocalipsis 19:14).

MI RESPUESTA
Separas dos eventos que ocurren simultaneamente. Cristo prometió volver otra vez para llevar su iglesia a la casa de su Padre (Juan 14:1-3). Por tal razón, él vendrá con sus ángeles a buscar a los escogidos (Mateo 24:30, 31). El rapto de la iglesia será con grande poder y gloria en ocasión de la segunda venida de Cristo. La segunda venida de Cristo y el rapto no son dos eventos separados, tal y como afirmas. Las Escrituras claramente establecen que son dos eventos simultaneos: la segunda venida para buscar a su pueblo.

Por cierto, la segunda venida de Cristo y el rapto ocurrirán luego de la gran tribulación (Mateo 24:21-31; Apocalipsis 7:9-14) y no antes, tal y como erroneamente afirman los dispensacionalistas.

Por último, la doctrina del rapto secreto la originó John N. Darby entre los años 1826 al 1830 en Albury Park. Darby fue discípulo se Eduardo Irving, quién fue el fundador del dispensacionalismo moderno. Antes de Darby, la iglesia Cristiana nunca oyó del rapto secreto.

El mensaje de la Biblia es claro.

Comparte:


Comenta