INÉDITO:
  • MAR22:30
REPRISES:
  • DOM01:30
  • DOM19:00
  • MAR06:00
  • MIE14:30
  • JUE13:00
  • SÁB03:00
  • SÁB10:30

El ecumenismo y la Biblia


El Ecumenismo: ¿Es Bíblico?

 

¡Claro que sí! De hecho en la Biblia se habla de dos ecumenismos al final de la historia de esta tierra de pecado. Interesante, ¿no?

 

Primero hay que definir lo que es ecumenismo: “El término «oikoumenē» se utilizó desde los tiempos del Imperio Romano para expresar al mundo como unidad, en la actualidad la palabra «ecumenismo» tiene una significación eminentemente religiosa, y es usada primordialmente para aludir a los movimientos existentes en el seno del cristianismo” (Wikipedia) Por lo tanto, en este artículo, el ecumenismo es la unidad de todas las iglesias. Hoy el predominante es el ecumenismo católico, pero Dios también quiere la unidad, Jesús mismo pidió esto en su oración de Juan 17.

 

Un poco de Historia:

 

Desde el comienzo de la historia Dios tuvo Su Pueblo, pero desde el pecado de Caín todo se polarizó en dos grupos: Los Hijos de Dios y los Hijos de los hombres (Génesis 6:2). Es interesante ver que los Hijos de Dios obedecían a Dios y el resto a enseñanzas y creencias humanas. Talvez formas primitivas de espiritismo, brujería, misticismo. Todo siguió así hasta que solo quedó Noé y su familia como hijos de Dios, la maldad era tanta que Dios destruyó la tierra. Jesús dijo que antes de la segunda venida sería igual. (Mateo 24:37-39)

 

Con Abrahám todo comenzó de nuevo, Dios quería tener de nuevo Su Pueblo, que después sería llamado Israel. Isaías 2:3 nos muestra que el plan de Dios era que Su Pueblo sea en centro de adoración al único Dios verdadero.

 

Después el Pueblo de Dios se extendió a TODOS los que creían en Cristo y aceptaban su sacrificio en la cruz, llamados Cristianos, independientes del país, del idioma. Gálatas 3:28-29 es claro al respecto. Cristo y sus enseñanzas era en común denominador entre los cristianos.

 

Con el paso del tiempo, estos conceptos se fueron diluyendo, y las enseñanzas de Cristo se fueron mezclando con filosofías griegas, paganismo, tradiciones humanas y las verdaderas enseñanzas de Dios fueron pisoteadas y olvidadas. Daniel 8:12 lo dice, también Apocalipsis 1 y 2 nos muestran las diferentes etapas de la Iglesia cristiana.

 

El plan de Dios siempre fue tener un pueblo (Mateo 12:30). Y quedará más claro en el tiempo del fin. Los adoradores de la Bestia y los adoradores de Dios. Situación igual a Génesis 6: Los adoradores a Dios obedecen los mandamientos de Dios y las enseñanzas de Cristo (Apocalipsis 12:17) y los que adoran a la bestia y sus enseñanzas de hombre. Juan y Daniel llaman a la Bestia de Anticristo, ya que sus enseñanzas son contrarias a lo que Cristo predicó y vivió.

 

¿Cómo identificar a la Bestia?

Hay muchas características en Apocalipsis 13: Apariencia de León, Oso y Leopardo (En Daniel son Babilonia, Medo Persia y Grecia) por lo tanto influencias del misticismo, paganismo y filosofía griega. También hablará blasfemias en contra de Dios.

En la Biblia Jesús fue acusado de Blasfemia en dos ocaciones: Juan 10:33: Por ponerse, como hombre, en lugar de Dios y en Marcos 2:7 por perdonar pecados en lugar de Dios. Claro que los judíos no reconocieron la divinidad de Cristo, para los cristianos no eran blasfemias. Hoy el concepto sigue siendo el mismo: Ponerse en Lugar de Dios y perdonar pecados en nombre de Dios. Por lo tanto, la bestia o anticristo es un rey o reino (para saber lo que significa Cuerno en profecía lee Daniel 7:24) humano que se pone en lugar de Dios y que perdona pecados en nombre de Dios. No creo que precises más detalles para identificar a la bestia.

 

Mi amigo, mi amiga: El tiempo del fin se acerca, la bestia está trabajando a plena vista y fuera de vista para intentar unir el mundo en base a principios humanos, dejando de lado las enseñanzas bíblicas como el Sábado, la creación, la historicidad de Adán y Eva, la realidad del cielo, el perdón de Dios, la intercesión ÚNICA de Cristo, el estado real de los muertos y muchas otros fundamentos bíblicos. Este es el ecumenismo de los hijos de los hombres.

Pero hay otro ecumenismo, el ecumenismo de Dios basado en Su Palabra y solamente la Biblia. Recordemos que el mismo Jesús llamó a la unidad o ecumenismo en Juan 17:22. Pero esa unidad es en base a la VERDAD: Juan 17:17 dice “Santifícalos en tu verdad, TU PALABRA es verdad.” Este ecumenismo también tiene por base los mandamientos de Dios y las enseñanzas de Jesús. (Apocalipsis 12:17).

Dios nos pide que estemos atentos, como un vigía. Para que la segunda venida no nos agarre como un ladrón en la noche.

No habrá más lados u otros grupos y tienes la oportunidad de elegir ahora: Los hijos de Dios o los hijos de la bestia. ¿Qué eliges?

 

Nelson Wasiuk

En La Mira de la Verdad

Comparte:


Comenta