Probó la existencia de Dios gracias a la TV Nuevo Tiempo

Nuevo Tiempo ayudó a Ronald Liberato, no solo a conocer a Cristo, sino a cambiar su vida.

Por Rosmery Sánchez


Después de un año siguiendo la TV Nuevo Tiempo, entregó su vida a Cristo.

Cabizbajo, con un semblante confundido y algo triste estaba Ronald Liberato. Sus manos esposadas detrás de la espalda y un guardia a su lado, enmarca la escena de una parte de su vida tras convertirse en un cómplice de una estafa de diez mil soles, otorgándole el ingreso a la cárcel. Sus conductas negativas lo habían traicionado.

Ya no había nada qué hacer. Las investigaciones empezaron y la prisión preventiva caía directamente sobre Ronald. Allí, privado de su libertad, solo pensaba en buscar la forma de salir de aquel infierno. “Cada día que transcurría, era un día menos… yo pensé que saldría a los dos meses”, afirma.

Lea también:

Oyente de Radio Nuevo Tiempo encontró verdadera libertad en una cárcel

Los meses pasaban uno tras otro, pero el calendario no marcaba la fecha de salida. Al sexto mes, la desesperanza aumentó y la aflicción inundaba su ser. Entonces recordó las veces que le dijo a su padre que Dios no existe y que lo dejara hacer lo que mejor le pareciera. Pensó que quizás estaba equivocado y que Dios sí realmente existía. La duda estaba en su mente y los recuerdos de su padre estaban con él constantemente.

Pocos días después, un grupo de cristianos llegó al penal y él corrió a recibirlos para escuchar de Cristo. Su curiosidad de conocerlo aumentaba y empezó a creer que solo Él podía sacarlo de ese lugar. Pidió que le dieran una Biblia y, cual niño que recién empieza a leer, su vista recorrió versículo tras versículo, intentando entenderla.

En la frialdad de su celda, clamó a Dios y le pidió perdón rogándole que lo saque de ese lugar y que cambie su vida. Empezó a conocer y a creer en el poder de Dios.

Dos meses y medio más tarde salió del penal, y tras un prologando abrazo de reencuentro con su padre, él le presentó a la TV Nuevo Tiempo. Ronald no tenía ni la más mínima idea de lo que significaría ese canal de televisión.

“Siempre pensé que los cristianos llevaban una doble vida, por eso, yo no quería ni siquiera creer en Dios y negaba su existencia”, sostiene Ronald.

Al encontrar la señal de Nuevo Tiempo quedó impactado al escuchar que la vida cristiana es una vida acorde con la Biblia. “Empecé a ver el programa ‘Biblia fácil’ con el pastor Joel Flores y eso me ayudó a entender la existencia de Dios”, señala el televidente.

Poco a poco fue entendiendo que debemos cuidar nuestro cuerpo y que somos nosotros mismos quienes lo dañamos. Así, decidió dejar de tomar bebidas alcohólicas, algo que él lo venía practicando hace 20 años. “Fue una decisión difícil, pero Dios me ayudó. Yo no quería seguir destruyendo mi cuerpo”, subraya.

Se volvió un fiel televidente del programa “Biblia fácil” y no quería dejar de ver ni un programa. Aprendió a orar y cada día pedía a Dios por él y su familia.

Además de ello, quería tener todos los programas a disposición de él, así que descargó los programas grabados de “Biblia fácil” desde YouTube y lo compartía con amigos y familiares que no conocían a Dios.

Con estas enseñanzas, Ronald marcó al 14 de febrero del 2018 como el primer día que no tomaría más ni un poco del alcohol, una decisión que viene cumpliendo hasta la fecha.

“Sé que aún me faltan muchas cosas por cambiar. Aún tengo ciertos temores, pero sé que no estoy solo en esta lucha”, afirma Ronald entre lágrimas.

Ronald Liberato, un hombre de 41 años, llegó hasta las instalaciones de Nuevo Tiempo Perú, en Chaclacayo, para contar el cambio que había tenido en su vida y solicitar estudios bíblicos.

El 14 de abril del 2018, al culminar el ciclo de estudios con la radio y con la iglesia, Ronald Liberato se entregó a Cristo a través de una ceremonia bautismal en el templo adventista de “Vitarte”.

Hoy es una persona totalmente transformada y es símbolo de admiración por parte de sus familiares y amigos. “Nuevo Tiempo me ayudó a cambiar mi vida y ahora solo quiero ser fiel a Dios”, puntualizó.

Fuente: noticias.adventistas.org/


Comente