Comparte:


“YO ERA ADIVINADOR”


Yuri pasó años y años trabajando como adivinador, entre otras tareas que realizaba. Convivía cada día muy cerca del mal. Llegó a conocer entidades demoníacas y puede afirmar que el satanismo no es un juego, sino que quien lo practica, sabe muy bien lo que hace. Parecía que era un camino sin vuelta, pero años de duras luchas espirituales lo llevaron finalmente a los pies de Cristo. HISTORIA IMPACTANTE. #SoyUnAngelSoyNT

Você está em: Testimonios


Comente