Comparte:


“YA NO ESTOY SOLA”


Insultada, amenazada, golpeada… El miedo de salir de casa era grande e inclusive llegó a pensar en quitarse la vida. Jessy era víctima de violencia en  su propia hogar, en las manos de quien decía amarla, su esposo. Su autoestima estaba destruida, pensaba que no había esperanza, pero Dios se manifestó en su vida de forma poderosa a través de una radio muy especial.  #SoyUnAngelSoyNT

Você está em: Testimonios


Comente