Comparte:


“VIVÍA A CIEGAS”


La crisis religiosa de Rosa estalló el día en el que descubrió que todo aquello en lo que creía no coincidía plenamente con el mensaje bíblico. Cayó en una profunda depresión. Prácticamente perdió el habla y la movilidad. Pero Dios oyó su clamor y le brindó la esperanza que tanto necesitaba de la forma menos imaginada. ¡HISTORIA IMPACTANTE! #SoyUnAngelSoyNT

Você está em: Testimonios


Comente