Comparte:


“TUVE QUE HACER TERAPIA”


Nueve años de convivencia, una casa en construcción y una pequeña hija en común. Todo parecía perfecto, pero el invitado menos esperado llegó a la vida de Crelia: el engaño. Por más que se esforzó, no pudo salvar su pareja y cayó en una profunda agonía emocional. Después de una decepción como esa, ¿es posible volver a sonreir? #SoyUnAngelSoyNT

Você está em: Testimonios


Comente