Comparte:


“SUFRÍ VIOLENCIA FAMILIAR”


Carolina de repente se encontró sola con sus hijos y sin trabajo. Las deudas eran muchas y las necesidades también. Pero la prioridad era vivir en paz porque la violencia se había transformado en la protagonista de su relación. Eso la motivó a separarse y tener coraje de cuidar de su familia por sus propios medios. Tocó fondo, pero Dios la rescató de la angustia y el desamparo de una forma muy especial. Mira el video y déjanos un mensaje contándonos cómo te identificas con este relato. #SoyUnAngelSoyNT

Você está em: Testimonios


Comente