Comparte:


“ME SENTÍA SOLA”


Agobiada por las deudas y por la responsabilidad de tener que educar a sus hijos como madre divorciada, Catalina llegó a pensar que Dios ya no la escuchaba. ¡Mira este video y descubre cómo llegó la paz y la esperanza que esta mamá tan luchadora necesitaba! #SoyUnAngelSoyNT

 

Você está em: Testimonios


Comente