Comparte:


“ME SENTÍA ABANDONADA”


La soledad invadió el corazón de Esther tras divorciarse de su esposo. Se sentía sola y tenía miedo de no lograr llevar adelante su hogar y educar su hija. Pero Dios le recordó de una forma muy especial, que nunca la iba a abandonar… #SoyUnAngelSoyNT

Você está em: Testimonios


Comente