Comparte:


“LASTIMÉ A MUCHA GENTE”


Ángel creía que para vivir una religiosidad auténtica había que ser rígido. Y así lo hacía. Cumplía y hacía cumplir, pero no se daba cuenta de que estaba vacío. Despojarse de sí mismo y de todo lo que sabía fue una experiencia durísima pero hoy afirma con paz en el corazón que ya no sigue simplemente una religión, sino que sigue a Jesús. SoyUnAngelSoyNT

Você está em: Testimonios


Comente