Comparte:


“ESTUVE A PUNTO DE MORIR”


El diagnóstico indicaba que Margarita tenía uno de los cánceres más agresivos. Los médicos le daban tan sólo tres días de vida. Parecía el fin. Pero Dios tenía otro plan para su vida: no sólo restaurar su salud, sino también darle un nuevo corazón. #SoyUnAngelSoyNT

Você está em: Testimonios


Comente