Comparte:


“ERA TODO OSCURIDAD”- Lucía Tayupanta y su hijo Eduardo


Eduardo era prisionero del alcohol. Su mamá Lucía ya no sabía qué hacer para ayudarlo. Su último recurso fue internarlo en un centro de rehabilitación. Y durante todo ese momento de angustia Dios se hizo presente en la vida de esta madre a través de los mensajes de Radio Nuevo tiempo para decirle que no estaba todo perdido y que su hijo sí tenía esperanza de volver a empezar. RELATO EMOCIONANTE #SoyUnAngelSoyNT

Você está em: Testimonios


Comente