Comparte:


“DE REPENTE PERDÍ TODO”


Su marido murió, al poco tiempo perdió parte de su visión en una cirugía, la echaron del trabajo… Sin empleo, discapacitada, viuda y con hijos a quienes criar, parecía que ya no había más esperanza para Elizabeth. Pero de la forma menos imaginada, recibió la contención y el apoyo que tanto necesitaba para volver a creer en la vida. ¿Qué fue lo que pasó? ¡Mira el video y descubre los detalles de esta emocionante experiencia! #SoyUnAngelSoyNT

Você está em: Testimonios


Comente