Comparte:


“CRECÍ EN UN HOGAR MUY VIOLENTO”


Un padre alcóholico, peleas constantes, gritos, golpes. Desde pequeña Lilian convivió con la violencia y como consecuencia, con el deseo de no querer vivir más. Cuando su madre falleció, los intentos de suicidio comenzaron a ser más habituales. ¿Es posible salir de un pozo emocional tan profundo?  #SoyUnAngelSoyNT

Você está em: Testimonios


Comente