Comparte:


“CASI PERDí MI FAMILIA”


Tenía lo que muchas mujeres sueñan: un buen esposo, un hijo maravilloso, pero otras distracciones comenzaron a ocupar su mente. Dejó tan descuidada su familia que casi destruye su hogar por completo. La culpa y el dolor tomaron cuenta, cayó en depresión, ideas suicidas la confundian… Cuando parecía que estaba todo perdido, Dios llegó a su vida a través de una radio muy especial para mostrarle que aún había esperanza para ella y su familia. #SoyUnAngelSoyNT

Você está em: Testimonios


Comente