Comparte:


“ABUSABAN DE MÍ Y NADIE ME CREÍA”


Rosa fue abusada sexualmente desde niña, pero ese no era su único dolor, además se sentía completamente desprotegida porque ni su propia madre le creía cuando con lágrimas le contaba lo que pasaba. Hoy ella es libre de rencor pero ¿de qué forma Dios sanó esa profunda herida en su corazón? Mira el video y descúbrelo…  #SoyUnAngelSoyNT

Você está em: Testimonios


Comente